Noticias

La democratización de las comunicaciones en América Latina

Elson Faxina-COMLACParaguay, 8 de octubre 2016.- ¿Cómo construir una democracia que sea mucho más plural que una democracia única? A partir de esta interrogante, el comunicador y catedrático brasileño Elson Faxina desarrolló su conferencia magistral que abordó el tema sobre la democratización de las comunicaciones en América Latina. Según dijo, en las dos últimas décadas los cambios en América Latina  fueron políticos, económicos, sociales y comunicacionales, y entre esos cambios, la economía se mueve mucho más por la confianza que por otras cosas.

Señaló que resulta curioso que ahora la prensa brasileña considere a Argentina como un paraíso.

Para Faxina, el “Estado debe estar a servicio del desarrollo individual, para desarrollar la sociedad”, por lo que hay que poner todos los esfuerzos en las personas emprendedoras, para que éstas generen desarrollo y empleo.

Al hablar sobre la participación ciudadana en la sociedad, señaló que el “ciudadano es aquél que participa activamente en la legislación y administración de la buena polis”, y consideró que hay tres luchas en las que debemos estar presentes: la democratización de los canales, el control social y la nueva comunicación”.
“Una comunicación democrática, neutra, imparcial, no estará jamás en un medio de comunicación”, pero si son católicos, “espero que sueñen con una sociedad nueva y que peleen por ella. Por más difícil que pueda parecer”, argumentó.
Reconoció que la “falta de financiamiento, cambios de rumbo, mal contenido y falta de acceso público llevan a la baja de audiencia de los medios.
“Hay que limitar la concentración vertical, horizontal o cruzada de los medios de comunicación. La democratización de las comunicaciones es un proceso, no un estado claramente definido. Cuando hacemos un reportaje, el hilo conductor de nuestro discurso es el mercado, explicó.
Al referirse a la necesidad de proponer nuevas narrativas, dijo “hay que repensar quién es el protagonista del hecho: el reportero o el sujeto de la acción. No somos sólo hacedores de noticias, imágenes… Somos constructores de imaginarios, que resultan en una sociedad mejor”.  Explicó que hay un exceso de informaciones, pues la sociedad, hoy, piensa por titulares. Piensa en la lógica del bien y el mal. Estamos ante un exceso de información basura”, dijo.
Remarcó que la “familia es la primera escuela de comunicación. La familia es la primera escuela de democracia”

Dejá un comentario