Artículos

Una comunicación cristiana por Dennis Smith

Tengo a la vista un comunicado divulgado por sectores de la sociedad civil guatemalteca denunciando una campaña sofisticada y permanente de deslegitimación y descomposición contra los movimientos social y de derechos humanos del país. Desafortunadamente, lo mismo está suciendiendo en muchos países latinoamericanos.

En estas circunstancias, es importante reafirmar los principios éticos que caracterizan nuestra vocación como comunicadoras y comunicadores cristianos. Hace dos décadas en la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC) nos preguntamos, ¿Qué hace que nuestra comunicación sea cristiana? ¿El fervor de nuestro mensaje? ¿La ortodoxia de nuestros contenidos? No. Nada que ver.

Llegamos a la conclusión de que una comunicación coherente con la forma de ser de Jesús:

  • Debe promover la participación ciudadana.
  • Debe construir comunidad.
  • Debe promover la libertad.
  • Debe celebrar la cultura humana, promoviendo la diversidad y defendiendo el derecho a la diferencia.
  • Debe ser profética; debe proclamar la justicia y decir la verdad a los que ejercen el poder.

Como cristianas y cristianos, son principios que proceden de la certeza de que Dios desea vida en abundancia para toda la creación. Son principios que no dejan de ser útiles para orientar nuestro quehacer en América latina en 2009.

* Conferencista en el Mutirao Latinoamericano y Caribeño de Comunicación -COMLAC-

Dejá un comentario